Skip to content

Diego Poggi, un hijo de las redes sociales

1 julio, 2011

El es Diego Poggi, uno de los fenómenos argentinos en Twitter. El joven “rey de las twitcams” detalló sus comienzos en la red social y los objetivos que fue alcanzando.

El estudio de RadioActivo (Foto: Captura web).
El estudio de RadioActivo (Foto: Captura web).

“Soy un hijo de las redes sociales: para decirlo de alguna manera, no soy más hijo de mamá Guadalupe y papá Víctor”, confiesa Diego Poggi, un chico común que abrió su cuenta de Twitter como cualquiera de los miles de usuarios argentinos que se prendieron a esta red, y que encontró una nueva forma de atraer a la gente, e incluso de conseguir nuevos trabajos por este medio.

“Me creé una cuenta porque había varias personas que hablaban de Twitter. Fue hace un año y dos meses, mientras estaba trabajando en la producción de la ficción Botineras, una novela que salía en todo el país por Telefé. Al principio le tenía un poco de rechazo, como a veces suele pasar entre la gente que no le encuentra mucha vuelta al Twitter, y se aburre y se va”, comienza Diego.

“Yo empecé por cuenta propia, sin que nadie de mis jefes de la productora deUnderGround me dijera, a crear el Facebook y la FanPage, y el Twitter de Botineras. En cambio con mi cuenta (@poggidiego) no mezclaba las cosas de Botineras. En un principio twitteaba las cosas que me pasaban dentro de mi laburo, pero no lo usaba para conseguir más followers (seguidores). Algunas veces con las otras productoras, pusimos nuestra cuenta en la página de Botineras, pero no fue algo a propósito. Se fue dando todo de manera natural”, confiesa Diego, todavía con sorpresa tras haber conseguido más de 30 mil seguidores.

Primeras TwitCams de Diego, desde su cuarto (Foto: Captura web).
Primeras TwitCams de Diego, desde su cuarto (Foto: Captura web).

RadioActivo. @poggidiego, tal como su cuenta de Twitter lo registra, comenzó por curiosidad con esta red, y luego pudo desplegar por todo el país su versión 2.0 de la radio.

“Cuando me quedo sin trabajo en Botineras, porque se acabó la novela, nos rajaron a todos, empecé a hacer podcasts. Yo empecé a hacer RadioActivo en 2005, en una radio independiente de Capital, la radio Palermo, que es la más escuchada en FM, y lo llevé también a Radio La Costa y a otras. Terminé Botineras muy cansado y necesitaba parar: estuve un mes sin trabajo, y como no tenía ganas de buscar laburos, empecé de nuevo con el programa haciéndolo solo en casa. Lo subí a mi página, después lo enganché en el Twitter, y a la gente empezó a gustarle la música que pasaba. Un día encontré la TwitCam, y puse la cámara y hablé como si estuviera en la radio”.

En cifras. Catorce meses después de su inserción en Twitter, Diego ya casi alcanza los 30 mil followers, y cada vez que prende su camarita tiene alrededor de 3 mil personas que lo ven en su transmisión en vivo. Son 10 los Fans Club que se contabilizan en Twitter, y, como si esos números fueran pocos, Diego responde a sus fans sin ningún tipo de reserva.

La escenografía de RadioActivo se modificó con el tiempo (Foto: Captura web).
La escenografía de RadioActivo se modificó con el tiempo (Foto: Captura web).

Reinventar la radio. Poggi confiesa que su trabajo es intentar cambiar la idea de la radio. “Creo que la radio se está muriendo, tanto la FM como la AM. Se está muriendo de a poco y cada vez más, lamentablemente; entonces me pareció muy copado implementar nuevas formas de hacer radio: llamarla radio 2.0, o televisar la radio. Ya hubo algunos intentos de hacerlo, buenos y malos, pero la cámara seguía en un costado del estudio y el conductor no interactuaba con la cámara. Lo que quise hacer es justamente eso, jugar con la camarita”.

Lo que Diego rescata de esta forma de hacer radio, es la comunicación con la gente: “Me pareció muy loco eso de que la gente te conteste mientras vos estás hablando. Cuando uno hace radio atiende teléfonos, recibe mails, mensajes de texto y levanta los del contestador, pero esto era como un minuto a minuto: la gente te comentaba todo, te decía si le gustaba la canción, y eso me pareció increíble”.

Si bien sus programas son casi guionados por la interacción misma con el público, Diego contó que la cuota de profesionalismo es muy importante: “Yo siempre trato de mezclar en lo que estoy haciendo un poco de reality y un poco de laburo en serio: tratamos de hacerlo lo más profesionalmente posible. Si alguien escucha el programa tenemos artística, tenemos efectos, tenemos cortinas, la música suena lo mejor posible. Estamos tratando de hacer buena radio, desde este medio. Estoy tratando de dar a conocer un espacio y una nueva forma de hacer radio, que me parece que puede llegar a ser el futuro. No hay que tenerle miedo”.

TwitCam con Rodrigo Guirao Díaz (Foto: Captura web).
TwitCam con Rodrigo Guirao Díaz (Foto: Captura web).

Pasar a ser reconocido. Aunque Poggi dice haber querido siempre ser reconocido, acepta que el cambio que se produjo en su vida lo sorprende día a día. “No estaba preparado psicológicamente para esto. Salgo a la calle y siempre con alguien me encuentro. En el colectivo, en el subte o comprando algo, la gente me ve y a veces no se anima a saludarme y me manda un tuit. Antes, por ejemplo, salía muy desarreglado a la calle, pero ahora me cuido un poco más para que la gente no se enoje, hay que cuidar ciertas cosas”, sostiene Diego.

“Es muy gracioso, la gente te saluda y cuando le preguntás de dónde te conoce, te dice que ve tus Twitcams”, añade, sorprendido.

Cuando un hobbie se convierte en un trabajo. Aquellas transmisiones que comenzaron en el cuarto de Diego, sin horario y con la simple idea de pasar música, fueron cambiando de rumbo: aparecieron cortinas musicales, separadores, escenografias variadas, invitados famosos –como fue el caso de Rodrigo Girao DíazConnie Ansaldi,David Bolzoni, entre otros–, y hasta llegó a animarse a hacer algunas Twitcams mientras se duchaba, y un videoclip para sus followers.

TwitCam desde la ducha (Foto: Captura web).
TwitCam desde la ducha (Foto: Captura web).

Actualmente, Diego emite RadioActivo los lunes, miércoles y viernes de 21 a 0 horas, y los domingos de 18 a 21, y también realiza otras transmisiones más informales por el gusto de contactarse con la gente que lo sigue.

“Me llamaron del grupo Vida, integrante del grupo Infobae, de las radios de Daniel HadadViviana Zocco, para hacer que les cuente un poco sobre lo que estaba haciendo, y después de unas reuniones formamos una sociedad”, relata Poggi.

“Tengo la suerte de trabajar con ellos que tienen muy claro lo que son las redes sociales: fueron los pioneros con @C5N, de hacer un Facebook y usar Skype en sus transmisiones. Es gente con una fuerte intervención 2.0, y eso me pone en un lugar privilegiado. Aunque a veces me da un poco de miedo, estoy feliz”, agrega Diego.

Muy firme en su certeza sobre la importancia de las redes sociales, @poggidiego cuenta que “muchas veces Internet se deja de lado, incluso para las publicidades o las empresas”, y sostiene que hay que darle importancia a las redes porque van a darle “la vuelta de tuerca a los medios para que no mueran”.

Además de este proyecto, también Diego trabajó como locutor en distintos eventos, por darse a conocer con su voz mediante las transmisiones casi diarias que lleva a cabo.

Diego Poggi se animó a transformar un deseo en algo concreto, y a traspasar los límites de lo casual para llevarlo al lugar de lo profesional. Internet no deja de demostrar lo útil y accesible que es cuando se tienen buenas ideas y un objetivo claro. ¡Animate!

Escuchá a Diego Poggi alentando a la gente que quiera empezar un proyecto (captura de la entrevista).

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: